Dinan, medieval, con su puerto y su río Rance, sorprende por su autenticidad. Puede disfrutarse «en su jugo».


Dinan, mucho más que una ciudad medieval…

Dinan, la segunda clasificada entre las 50 ciudades francesas más fotografiadas del mundo (no lo decimos nosotros, sino linternaute.com, está rodeada de 2,7 kilómetros de murallas (las más largas de Bretaña). Recorra sus calles y lo aprenderá todo sobre el entramado de madera. La ciudad cuenta con, al menos, 130 casas con entramado de madera. Durante la visita, cierre los ojos y sumérjase en otra época: música medieval, caballeros, calles adoquinadas y pintorescas.

Ah sí, hemos olvidado decirle que a Dinan hay que venir vestido de época… cada 2 años, para celebrar el Festival de las Murallas.

Le vieux Dinan

Fête des Remparts

Fêtes des Remparts

¿Qué más? Dinan cuenta con numerosos palacetes del siglo XVIII.

Después de ver a Bertrand Duguesclin en su plaza, haga un repaso de 360° y observe las casas que lo rodean. ¿Puede ver los edificios de la «burguesía» de Dinan? La luz es un elemento que identifica a dichos edificios y también a la villa de Dinan en general. ¿Por qué? Porque… No tendrá jamás sensación de reclusión en ella, ya que se encuentra abierta al río Rance y su valle.

Hôtel Particuler (Bazin de Jessez)

Bertrand Duguesclin

¡Déjese llevar por la vida tranquila de Dinan! Su centro histórico, su centro urbano y sus comercios son perfectos para entretenerse si no sabe muy bien qué hacer. Atraviese la puerta de sus numerosos «bares…perdón, me he dejado llevar por la vida de Dinan…» artistas, por supuesto, escultores, sopladores de vidrio, pintores, fotógrafos…

También puede pasear: si desciende por la calle Jerzual encontrará un camino de sirga que le permitirá salir de la villa por la margen izquierda y derecha y encontrarse en pleno bosque, a orillas del agua. ¡Shhhhh! ¿Lo oye? Es el silencio, la calma del valle.

Port de Dinan

Rue du Jerzual

Boutique rue du Jerzual

Nuestras visitas ineludibles

La calle Jerzual

Si quiere desahogarse, hágalo caminando por esta calle típica. La dificultad de su desnivel iguala a su belleza. Incluso existe una carrera con su nombre: «el Desafío de Jerzual» y no, no están locos estos galos.

Desde un punto de vista histórico, la calle une el puerto con la villa desde hace ya diez siglos.

Rue du Jerzual

El puerto de Dinan

En un principio fue un puerto comercial en comunicación con Saint Malo, para convertirse en puerto deportivo en el siglo XX. Los negocios realizados en el puerto dieron prosperidad a la villa. Desde el siglo XI, el puerto sirvió para comerciar con el norte de Europa (Inglaterra y Flandes), España y las Américas. Ambiente tranquilo por la mañana y más animado en las terrazas a lo largo de la tarde. El puerto es un buen lugar para pasear por la parte inferior de la Ciudad Medieval.

Port de Dinan

el castillo

Desde este emblemático monumento de la villa y residencia ducal disfrutará de unas increíbles vistas (normal, me dirá, puesto que se trata de un castillo) a Léhon y las ruinas de su misterioso castillo. Imprégnese del lugar poniéndose en el lugar del duque, de los cocineros o de los guardas.

Un proyecto de restauración y de valorización debería ver la luz en 2019.

Las Murallas

Ya le hemos hablado brevemente de ellas, pero merece la pena recordar algunos detalles:

  • Un cinturón de 2,7 km de cortinas,
  • 10 torres
  • y 4 puertas,

todo ello le permitirá descubrir la evolución de la arquitectura militar. Y no olvide realizar una visita guiada, ya que nuestros guías le contarán toda la historia del lugar aderezada de numerosas anécdotas.

Chemin de ronde

Las casas con entramado de madera

¿A dónde debe mirar mientras pasea? Algo está claro, nunca a los pies, dado que se perderá aproximadamente 130 casas con entramado de madera. Esta arquitectura típica de variados colores le encantará. Fueron edificadas entre los siglos XV y XVIII y aportan al centro histórico toda su autenticidad. Estas bellas «damas» pueden ser de falso arco, porche o vitrina.

Pans de bois

La Torre del Reloj

¡Unas vistas inmejorables! La subida tiene unos cien peldaños, pero las vistas son la guinda que compensa este «sufrimiento». La torre es el punto culminante de Dinan y simboliza el poder burgués frente al clero y al poder ducal. ¡No olvidemos que una campana se la debemos a Anne de Bretagne! … Lo que convierte a la torre en campanario.

La Torre será el lugar de reunión municipal hasta la Revolución francesa. Cuidado cuando empiece a sonar, sobre todo si está arriba, ya que se puede sobresaltar.
Campanadas en los cuartos, las medias y las horas en punto.

Vue depuis la tour de l’horloge


¿Quieres más?

Nuestra selección de ofertas le permitirá disfrutar totalmente de su estancia.

Reviva la historia de la ciudad medieval de Dinan, desde la Edad Media hasta nuestros días. Recorra sus murallas y el camino de ronda, sus {...}

Dinan-Cap Fréhel, tierra de artistas! Venga a conocer a nuestros talentos que estarán encantados de mostrarle su saber hacer: escultores, sopladores de vidrio, diseñadores de {...}