Un buque insignia de arenisca rosa sobre un cabo rocoso. Un lugar mágico y mítico frente al mar.

Un lugar inexpugnable, un asombroso paisaje, un edificio impresionante… los superlativos no alcanzan a describir el fuerte La Latte, por algo es el castillo más visitado de Bretaña.

El fuerte la latte : Un lugar inexpugnable…

El fuerte La Latte es una fortaleza defensiva costera de difícil acceso por su emplazamiento estratégico y con vistas despejadas a la Mancha y a la Costa Esmeralda. Y sí, hasta los ingleses la han sitiado, ¡pero jamás han logrado tomarla!

el Fuerte la Latte : Unas vistas asombrosas…

Camine hasta la entrada del fuerte y, a medida que avance, asistirá a un espectáculo impresionante: un cabo rocoso sobre el cual se asienta el castillo feudal. En el interior, observe todas las aberturas y los puntos panorámicos del edificio… ¡y disfrute de las vistas! Atrévase a subir por los peldaños del torreón (almas sensibles, absténganse) y conviértase por un momento en Tony Curtis o Sophie Marceau. Desde lo alto disfrutará de unas vistas que cortan la respiración y le harán sentir una verdadera sensación de libertad.

En la fortaleza se han rodado varias películas, como «Los Vikingos» en 1957, protagonizada por Tony Curtis y Kirk Douglas, o la escena final de «Los Chouans», con Lambert Wilson y Sophie Marceau.

Le Fort La Latte

el Fuerte la Latte : Un increíble edificio que domina la bahía de la Fresnaye

Le Fort La Latte, d’abord appelé Château de la Roche Goyon du nom de son constructeur Etienne Goyon, Seigneur de Matignon, a été édifié au XIVème siècle. Par autorisation de son suzerain, le seigneur de Matignon a pu le fortifier et a reçu les moyens d’assurer les fortifications. Vauban vient y mettre son grain de sel et le transformera en Fort de défense côtière entre 1690 et 1715.

Un des plus célèbres châteaux forts bretons, le Fort La Latte est classé aux Monuments Historiques depuis 1925. Et depuis 1931, il est restauré et entretenu par la famille Joüon des Longrais qui ont su conserver tous ses attributs : pont-levis, murailles, donjon, oubliettes, engins de guerre et jardin médiéval pour le bonheur des visiteurs.

Le Bélier du Fort La Latte

El fuerte La Latte, antes denominado Castillo de la Roca Goyon, por el apellido de su constructor, Etienne Goyon, señor de Matignon, fue edificado en el siglo XIV. Gracias a la autorización de su señor feudal, el señor de Matignon pudo construirla y recibió los medios necesarios para asegurar las fortificaciones. Vauban puso su grano de arena al transformarlo en fuerte defensivo costero entre 1690 y 1715.

El fuerte La Latte es uno de los más célebres castillos fortificados bretones y fue declarado Monumento Histórico en 1925. En 1931 fue restaurado y, desde entonces, su mantenimiento corre a cargo de la familia Joüon des Longrais, que ha sabido preservar todos sus atributos para disfrute del visitante: puente levadizo, murallas, torreón, mazmorras, artefactos de guerra y jardín medieval.

Vue du donjoon

L'entrée du Fort La Latte

Las fiestas Medievales del fuerte, un evento ineludible del verano:

Todos los años, en el mes de agosto, el fuerte recibe a mercaderes medievales, celebra torneos de caballería y ofrece espectáculos de cetrería.

les Médiévales du Fort La Latte

Lés Médiévales du Fort La Latte


¿Quieres más?

Nuestra selección de ofertas le permitirá disfrutar totalmente de su estancia.

¡Un lugar ineludible de este destino! EL CAbo-FRÉHEL SE REVELA... Al llegar al cabo Fréhel, no parece gran cosa. Pero no hay que desvelarlo todo, {...}